Reseña: En la piel de Erica.

Título: En la piel de Erica.
Título original: Pretending to be Erica.
Saga: Libro único.
Autor/a: Michelle Painchaud.
Editorial: Hidra. (ficha del libro)
Páginas: 345.
Fecha de publicación: 2015 (2017 en España)
Hazte con él en: amazon.





Erica, la joven heredera de una de las familias más ricas de Las Vegas, los Silverman, fue secuestrada cuando tenía cinco años. Jamás se volvió a saber de ella.

Ahora, unos doce años después, Violet, la hija adoptiva de uno de los mayores estafadores de la ciudad, tiene la misión de hacerse pasar por Erica para ganarse la confianza de los Silverman y así poder robarles un cuadro valorado en sesenta millones de dólares.

Fingir. Actuar. Mentir. Violet tendrá que hacer todo lo necesario para que el mundo crea que, tras todo este tiempo, Erica ha reaparecido de manera milagrosa. Pero si alguno de sus actos o palabras levantan la más mínima sospecha, pondrá en peligro no solo su misión, sino su vida.




En la piel de Erica es un thriller juvenil que me llamó la atención desde el primer momento. Hacía mucho tiempo que no leía nada del género, de modo que las ganas de leerlo eran aún mayores. ¿Y cómo no serlo? Una niña desaparecida, una chica que se hace pasar por ella hasta el punto de pasar varias veces por quirófano para dar el pego en las radiografías y un cuadro que vale millones. Pero hay más. Por supuesto que hay más. Porque esto es juvenil y todos y todas sabemos el drama que sigue a todo lo juvenil. Este drama a veces es un placer y a veces es una tortura. En este libro puedo adelantaros que ha sido un placer.

Últimamente me estoy encontrando libros en los que parece que no suceden demasiadas cosas pero en los que, en realidad, si nos paramos a analizar bien el contenido, pasan más de las que creemos. En la piel de Erica ha sido un libro más o menos así. Creía que la cosa no avanzaba porque pensaba que el foco se centraba en el robo pero no sabía lo equivocada que estaba. En la piel de Erica se centra en Violet, una muchacha que ha sido criada expresamente para cometer el robo de La Surprise, el famoso cuadro que los Silverman guardan. Violet no es una adolescente normal. No piensa como una adolescente normal. No tiene relaciones con otras personas como las tendría una adolescente normal. Violet es una estafadora profesional, y una de las mejores he de añadir. Sal, su padre adoptivo, su mentor, la ha criado potenciando sus habilidades y guiándolas hacia la estafa, convenciendo a la niña de la vida que lleva y convirtiéndola en una auténtica delincuente. ¿Qué piensa Violet? Que este robo será el que le se lo dé todo, el que haga que pueda hacer lo que quiera, que no tenga que robar más. Al menos, no para sobrevivir. La relación entre Sal y Violet es, cuanto menos, peculiar, y ella irá viendo, conforme se vaya adentrando en la vida de Erica, que esa relación tiene muchos mas agujeros de los que ella ya conocía. No eran padre e hija, claro que no, pero tampoco es que Violet hubiese tenido nunca un padre como para saber cuál es la diferencia. Con todo esto quiero que veáis que la historia se centra en el personaje, aunque el robo siempre esté en escena. Otros personajes importantes para la historia son Taylor, una macarra que no se traga el cuento de la niña pródiga; James, un chico más inteligente de lo que demuestra y tímito hasta la médula que se dará a conocer en la vida de Erica (y en la de todos en general); Kerwin, estudiante de intercambio; y Mer y Cass, amigas de la infancia de Erica que pululan a su alrededor continuamente y que nos muestran la superficialidad que se gastan las personas que forman el mundo de los Silverman en Las Vegas.

No obstante, no voy a centrarme en los personajes secundarios porque poco tienen que aportar. No son personajes profundos ni que tengan mucho que contarnos (a excepción, tal vez, de Taylor). En lo que quiero centrarme ahora es en la forma de contarnos la historia que ha tenido la autora. El libro está narrado desde el punto de vista de Violet y en primera persona del presente, exceptuando algunos fragmentos en los que vemos a una Violet más pequeña (e incluso algunos de ellos están contados en presente, para que nos metamos aún más en la piel del personaje). Tengo la necesidad de alabar la forma de escribir de Michelle Painchaud. El modo en que nos ha contado la historia de Violet ha hecho que consiga meterme de lleno en su piel, que vea a través de sus ojos y que sienta a las dos personas que nuestra protagonista lleva dentro. Violet no es solo Violet, también es Erica, y esto es algo que queda claro desde el principio. ¿Cómo puede afectar a una niña el hecho de que su propia identidad sea repudiada? Olvida quien eres, métete en la piel de otra persona. Finge. Convence. Interpreta. El modo en el que eso puede destrozar a alguien es indescriptible. Pero Sal ha educado bien a su pupila.

Erica hace un gesto de dolor y se tapa los oídos. Violet aspira el humo de los tubos de escape y espira monóxido, y logra vivir un segundo más, un día más. Vive un día más para fingir que es otra persona.

Violet no es como las demás. Violet es una estafadora. Ella puede hacerlo. Puede robar el cuadro. Puede desentenderse de las emociones, de los excesos de la vida rica, de los momentos que jamás ha tenido la oportunidad de vivir hasta ahora.

La historia de Violet y Erica me ha sorprendido muy gratamente. Como he dicho al principio, parece que la cosa no avance porque crees que estás leyendo sobre el robo cuando en realidad no es así. Lees sobre Violet. Lees a Violet. Y cuando te das cuenta de eso, la lectura fluye con un ritmo irrefrenable. Además, el argumento principal adquiere un tono muy interesante conforme vamos pasando las páginas de manera que tampoco puedes despegar los ojos de ellas. Creo que En la piel de Erica es una novela original, que te aporta una visión diferente y que llega al lector de una forma distinta a la que suelen hacerlo las novelas juveniles. Con un tono duro, serio y oscuro, Violet se enfrenta a una adolescencia para la que puede que no esté tan preparada como ella cree. ¿Conseguirá robar el deseado cuadro? ¿Y qué hara con él? ¿Qué haría Erica? ¿Qué pensarán todos cuando se enteren? Pero, espera, ¿llegarán a enterarse? Esta es una novela llena de preguntas. Una novela de las que lees y cuando estás llegando al final dices, ¿CÓMO ES POSIBLE QUE NO IMAGINE CÓMO VA A TERMINAR ESTO? Así estaba a falta de diez páginas. En fin, la recomiendo, sí. Creo que podría gustaros. A mí, desde luego, me ha venido de perlas para cambiar un poco.

Erica, al ser tan dulce, amable y perfecta, no odia a Violet. La envidia. Violet está viva, de una forma que ella nunca podrá sentir, de una forma que se acabará bruscamente en cuanto caiga el telón de esta estafa y el público prorrumpa en aplausos.



2 comentarios:

  1. Me quería sonar por el título, pero no, jajajaja.
    La verdad es que pinta muy bien (no puedo entrar a tu blog, salgo con 500 libros anotados uhh), además no es de lo que acostumbro a leer, seguramente lo pondré en el top de la (interminable) lista de TBR
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo mira, para no ser lo que acostumbro a leer me gustó mucho. Creo que viene muy bien para gente como nosotras, que siempre estamos metidas en X género, para cambiar un poquillo :3

      PD: La lista de TBR nos perseguirá hasta el fin de los tiempos jajaja

      Eliminar