Reseña: Besos entre líneas.

Título: Besos entre líneas.
Título original: Besos entre líneas.
Saga: Libro único.
Autor/a: Esmeralda Verdú y May R. Ayamonte.
Editorial: Planeta (ficha del libro)
Páginas: 352.
Fecha de publicación: 2016.







Emma es una joven cuya vida no es nada fácil. Cuando tenía seis años, su madre murió en un accidente de coche y su padre, al que tiene que cuidar los fines de semana, sufrió grandes secuelas físicas e intelectuales. Entre los estudios y sus responsabilidades familiares, Emma no tiene mucho tiempo para hacer lo propio de su edad. Pero por suerte hay algo que anima sus días: la literatura. Los libros, su blog y su nuevo canal de Youtube son su refugio, y mientras todas las personas de su entorno tienen vida social, Emma prefiere pasar las horas en la biblioteca.
Todo cambia cuando Eric, el chico que acaba de llegar al pueblo, entra en su vida. Eric es guapísimo y arrollador, pero también esconde muchos secretos y un pasado oscuro por el que tiene que cumplir condena haciendo trabajo comunitario.

¿Podrá Eric sacar a Emma de la burbuja en la que vive? ¿Por qué la relación con Eric es tan complicada y confusa?¿Por qué es tan hermético y enigmático? ¿Qué oculta?




Como todos y todas sabréis, Besos entre líneas es la novela publicada hace apenas una semana por Esmeralda Verdú y Mar R. Ayamonte, ambas booktubers conocidas en España. El libro empezó con muy malas críticas. No me llamaba especialmente la atención, aunque este último año he leído más romance que nunca (de hecho, hasta escribo uno como pasatiempo), pero era una lectura como otra cualquiera para pasar el rato. El caso es, volviendo a las críticas, que no ha tenido muy buena acogida. Leí algunas reseñas muy completas (con extractos y argumentos, y no un simple: me ha gustado/no me ha gustado) y quedé alucinada. Después decidí echar un vistazo a GoodReads, donde la grandísima mayoría hablaba pestes del libro (y de vez en cuando te encontrabas con una reseña buena que daba la casualidad que era de un booktuber conocido, ¡anda!). Así que aquí me encuentro ahora, pensando cómo plasmar todo lo que he pensado durante la lectura, y después de ella. He reflexionado mucho y no, no voy a darle una buena puntuación, pero porque no me ha gustado PERSONALMENTE y en términos generales. Os adelanto que va a ser una reseña larga, la más larga que he escrito, así que vayamos por partes.

El argumento de la historia es bastante sencillo, nada que se salga de lo común o que digas ¡oh, qué original! En fin, ¿qué más da esto? Pues nada, no importa en absoluto, la finalidad es entretener así que el argumento es tan bueno como cualquier otro. ¿Por qué no me ha gustado (A MÍ)? Porque me ha resultado soso y repetitivo durante el 95% del tiempo que he invertido en él. Además, me he pasado casi toda la novela enfadada con Emma y eso es algo que no me gusta nada cuando leo. No obstante, Emma no es la primera niña repelente, infantil e inmadura que me encuentro protagonizando una historia, pero no me digáis que esta chica es un ejemplo a seguir. De hecho, es un ejemplo a NO seguir. Baila al son de Eric (el protagonista híper-súper-ultra-mega guapo y malote pero de chocolate fundido por dentro) y creo que no hace falta decir que eso es algo que dista muchísimo de ser un referente (sobre todo cuando se habla de feminismo). Por su parte, Eric es el chico malo pero tremendamente sexy de la historia. Y diréis, ¡qué típico! Pues sí, así que siendo ésto tan normal en este tipo de historias, OBVIAMENTE tenía que haber drama para darle juguillo al asunto. ¿Cuál es el drama? SPOILER: Eric tuvo un accidente gravísimo de moto por el que le condenaron a trabajos comunitarios, además de tener una madre enferma de cáncer FIN SPOILER. El drama es imprescindible en este tipo de historias porque si no, ¿a qué nos enganchamos? ¿A los ojos de Eric? Para eso ya tenemos a Emma. No obstante, resulta bastante predecible, aunque, oye, cada cual con sus gustos.

Por otro lado, más personajes influyentes en la historia serían las amigas de la protagonista, Esther y Sandra, que al parecer leen muchísimo pero no tienen ni puta idea de escribir, si se me permite la expresión. Lo siento, pero me parece completamente absurdo que Emma (y, posteriormente, Eric y Gabriel) sea la única con el poder supremo de controlar la ortografía. "Absurdo" es una palabra que leeréis mucho hoy, pues la novela está llena de incoherencias y absurdeces (¿hay diferencia? La hay). Incoherencia: "Vaya, la primera persona con la que me encuentro el día que comienzan las clases tiene que ser Ingrid. Como es habitual en ella, casualmente no repara en mi presencia y ni me mira". Chicas, algo es habitual cuando sucede con frecuencia y casual cuando no lo hace. ¡AMBAS COSAS ES UN SINSENTIDO! Absurdez: Ya había notado que a Sandra siempre le atraían más las protagonistas femeninas que los masculinos”. Por esta regla de tres, estoy viviendo una mentira (yo, y medio mundo). ¡CÓMO SE OS OCURRE RELACIONAR LA ORIENTACIÓN SEXUAL CON LOS GUSTOS LITERARIOS! ¡CÓMO SE OS OCURRE DECIR QUE "YA DECÍA YO QUE LE GUSTABAN MÁS LAS PROTAGONISTAS..."! ¡POR FAVOR, QUE TENEMOS YA DOS DEDOS DE FRENTE PARA SOLTAR ESTE TIPO DE ESTUPIDECES! Otras incoherencias son: "pequeño gran pedacito" (¿Pequeño y pedacito en la misma frase?). Entiendo la expresión (algo pequeño que significa mucho para ti), pero cuando te refieres a un trozo de algo lo llamas pedazo (un pedazo de tarta), de forma que podrías decir "pequeño gran pedazo" (para construir la expresión que quieres) y no meter un diminutivo y un adjetivo que signifiquen lo mismo en una misma frase, porque es un error de expresión. Cuando lo leí me acordé de mi hermano cuando era pequeño y nos pedía un bocadillo de eso rosa. Se refería a la mortadela y todos lo entendíamos, pero lo que decía no tenía ningún sentido. Y solo una más: "llevo toda mi vida escondiéndome entre los brazos de mi tía desde que ocurrió el accidente". ¿Llevas toda tu vida escondiéndote o lo haces desde que ocurrió el accidente? Nuevamente, sabemos lo que quieren decir, pero está mal expresado. No tiene sentido que digas que llevas toda la vida haciendo algo para referirte, entiendo yo, a que lo llevas haciendo desde muy pequeña si después vas a matizar que es desde el accidente, cargándote así toda la oración.

Más personajes, más personajes... ¡La familia de Emma! En un primer momento nos encontramos con Anne y David (tía y novio de la tía), que hacen el papel de padres (nada que objetar a eso), pero también aparece su hermana Lys (y su irrelevante novio Javi) que sufrió anorexia después del accidente de sus padres y que debuta en la novela con el siguiente diálogo: 

Emma: ¿Has adelgazado?
Lys: ¡Siempre me preguntas lo mismo! 

Muy normal, sí señor, que le preguntes eso a tu hermana. ¡Claro que sí! Lo que más me crispa de todo esto es que parece que Emma aquí es la que resuelve los problemas de todo el mundo pero después es tan sumamente tonta de dejar que un tío bueno le meta droga en la ropa y, atención al dato, ¡se lo perdona porque oh, virgencita de Guadalupe, qué ojazos tiene el mozo! En fin, tonterías como esta a parte (que hay unas cuantas), la idea general de la novela me parece buena para entretener (para el público al que está dirigido, lo es).

Y diréis: ya no habrá más personajes. ¡Pues los hay! Y no es que sean relevantes para la historia (puede que Gabriel, el booktuber, lo sea, pero sería la única excepción y no me voy a parar a hablar de él y de su pobre personalidad de arroz con habichuelas), es que mencionan el nombre de absolutamente todo el que aparece en la historia, cosa que resulta innecesaria y que carga la narración (y no me voy a poner a mencionarlos todos, como comprenderéis). ¡Y hablando de cosas que cargan la narración! He contado NOVENTA referencias a otros libros, autores o cantantes (pasando por alto repeticiones de las mismas o aquellas que me parecía que encajaban bien en el contexto, de modo que realmente serían algunas más). Supongo que esto lo habrá dicho todo el mundo, pero en fin: a todos y todas nos gustan las referencias, nos gusta estar leyendo y que aparezca algún título o personaje conocido, pero este caso es una exageración. El primer tercio de la novela empieza a hacerse pesado precisamente por eso. Pero dejemos de lado el número de referencias y centrémonos en la forma de citarlas. A lo mejor hubiese resultado menos pesado si, cada vez que se cita un libro/autor, no pareciese que estás leyendo un anuncio. Os pongo un ejemplo: "cojo la novela romántica juvenil A dos centímetros de ti de Elizabeth Eulberg". ¡¡¿QUÉ?!! ¿Qué adolescente (o persona dentro de cualquier franja de edad) piensa eso cuando va a coger o leer algún libro? ¡Emma, claro! No tiene sentido que cada vez que hables de un libro cites tanto el título como el autor porque queda MUY forzado. Es algo que sobrecarga la narración, que no atrae a seguir leyendo y que CANSA (MUCHO). Me parece genial que vayas a la firma de Maggie Stiefvater, pero puedes decir que te llevas todos sus libros y no citar CADA TÍTULO, que no son pocos. Al fin y al cabo, dices lo mismo pero de una forma mucho más atractiva que no cansa al lector (de verdad, encontrarse cinco o seis referencias en un mismo párrafo es una barbaridad). Algunas veces durante la lectura no sabía si leía un anuncio, un correo electrónico de la Casa del Libro o la historia de una adolescente.

Y en cuanto a las repeticiones se refiere, ¡existen los sinónimos y los pronombres! ¡Existen formas de sustituir palabras para evitar una lectura repetitiva y cansina! En un romance es inevitable repetir muchas veces los nombres de los protagonistas (es algo que reviso a menudo en mis textos, de hecho) pero EXISTE "ÉL", "SU", "SUYO", "VUESTRO", "ELLOS", "ELLAS", ¿alargo la lista? El nombre de Eric se lee tantas veces que mi cerebro decía: Trending Topic. Y lo mismo para el resto de la novela. En varias ocasiones se repiten palabras que fácilmente podrían sustituirse por sinónimos, muy comunes además. Destacaré un caso en concreto (porque bastante largo se está haciendo esto ya): en una ocasión, Eric y Emma se encuentran en el supermercado. Aquí, el chico tiene que revisar un coche que no arranca. ¡Y SE LLEGA A DECIR LA PALABRA "COCHE" HASTA SEIS VECES EN POCAS LÍNEAS! Eric rodea el coche, arranca el coche, ¡ale he arreglado el coche!, sube al coche, subo yo también al coche. Creo que cualquiera que revisara el libro antes de publicarlo vería este tipo de cosas (vamos, yo soy la primera que no publica nada sin haberlo revisado varias veces antes). ¡CÓMO PUEDE SER QUE HAYA TANTOS ERRORES SEÑORES DE PLANETA! Porque una cosa es que escribas un libro, que puedes hacerlo mejor o peor, pero otra muy diferente es que lo presentes a una editorial QUE SE SUPONE QUE REVISA EL MANUSCRITO y que no corrija estas cosas. 

El odio que se están llevando las autoras es impresionante y no lo justificaré (y no me voy a meter en temas que no sea la novela en sí) pero ¡QUÉ ESTÁ HACIENDO LA EDITORIAL PLANETA! Aquí falta mucho trabajo de edición. Vamos, cuando lees este libro parece que estés con una novela autopublicada (que he leído y estaba mejor escrita). Incluso he leído cosas en Wattpad con mejor expresión que este libro. Y no, no me meto con las autoras por esto, me meto con la editorial. ¿ALGUIEN TRABAJA EN ESE SITIO? Por favor, un poquito de decoro, que el libro vale casi dieciséis euros y tienen más trabajo algunas reseñas que la edición del mismo. Eso sí, señores de planeta, la portada es muy bonita. 

Siguiendo con errores de expresión y ortográficos, hay comas fuera de sitio y otras que deberían estar pero faltan. Además, hay frases muy cortas y otras ridículamente largas. Quiero decir, habitúate a un modo de narrar las cosas, porque a veces ciertas combinaciones no quedan bien y entorpecen la lectura. Esto, dentro de lo que cabe, es lo de menos, pero tenía que decirlo. Las subordinadas dan mucha profundidad a un relato, pero solo si sabes usarlas. Y las frases cortas pueden ser geniales, pero mételas donde toca. Con esto, algunas veces faltaban comas pero otras sobraban puntos. También cabe añadir que me han faltado muchas descripciones (y no, decir lo guapo que es todo el mundo no cuenta). Cargar un libro de descripciones puede resultar pesado y hacer la lectura aburrida, pero algunas cosas hay que explicarlas para que el lector las vea. Por ejemplo, y esto es a nivel personal (como todo, en realidad), creo que habría estado bien describir al padre de Emma al principio. Bañan al señor no sé ni las veces a lo largo de la historia y, obviamente, siempre es una tarea difícil por su inmovilidad e incapacidad. Pero, mágicamente, alrededor de la página 80 (o así) resultaba difícil porque tiene sobrepeso. ¡A BUENAS HORAS ME LO CUENTAS!

Y dicho todo esto, voy a la historia en sí, a la que la chica nos cuenta independientemente de los errores que podamos encontrar. La idea es buena, acorde a la edad del público al que se dirige. No es nada novedoso, pero no está mal, como he dicho desde un principio. Creo que la finalidad de todo libro, sobre todo de temática juvenil, es entretener al lector. Es muy cierto que la mayoría (dentro de esa franja de edad) extrapola e idealiza la historia, pero es tarea de los autores y autoras dejar claro que ES FICCIÓN (vamos, que no seáis Emma). Idealizar un amor como este, y muchos otros juveniles, es como idealizar el cuerpo de una portada de revista. Ambos tienen algo esencial en común: NO SON REALES NI SANOS (Marvilloso Desastre, After, 50 Sombras, Mírame y dispara...).

Emma es una adolescente (NO NORMAL) que se enamora. ¿Hasta ahí todo bien? Sí, bueno. Completemos la frase: Emma es una adolescente con grandes obligaciones familiares, como cuidar a su padre deficiente, que adora leer, que es pura, casta y virgen (porque parece que las chicas en las novelas románticas juveniles tienen que ser así, cosa que no puede darme más asco) y que se enamora del malote idiota. Hablaría de la tontería que me parece que la protagonista crea que su gran y guapo enamorado es un mujeriego porque besa a tres chicas durante el libro, pero el sarcasmo sería ya demasiado. El comportamiento de Emma me ponía de los nervios. Cosas como que desatienda a su padre o le cabree ir a ayudarlo porque ¡oh, maldita vida que me ha tocado vivir, qué he hecho yo para merecer esto! QUIERE TENER ALGO DE TIEMPO PARA PENSAR EN ERIC Y ABRIRSE UN CANAL DE YOUTUBE. Niña, tu padre está mal, está teniendo un ataque de nervios, de ansiedad, o de lo que sea. ¡Un poquito de por favor! Eric es el centro de TODO. Eric eric eric eric eric, ERIC ENTRE LÍNEAS. Que se diga que Emma es un ejemplo a seguir para las jóvenes, que es un personaje feminista, y demás cosas como éstas, me parece lo más absurdo que he oído/leído en mi vida. Una chica que define la orientación sexual de su amiga por sus gustos literarios, que acepta que un desconocido le haya metido droga en la ropa porque es guapo... ¿Es un modelo a seguir? Y otra cosa más. En dos ocasiones, con los dos únicos chicos que se relaciona Emma, aparece un mismo hecho. En ambas ocasiones, la chica tiene que volver a casa (o es de noche, o está lejos, lo que sea) y el chico (los dos lo hacen por igual) se empeña en acompañarla (PORQUE CLARO ES PELIGROSO QUE VAYAS TÚ SOLA SIN MÍ POR AHÍ PARA PROTEGERTE O PARA QUE NO TE PIERDAS O PARA QUE TENGAS COMPAÑÍA O LA CHORRADA QUE QUIERAS AÑADIR EN ESTE PARÉNTESIS). No me digas que esto es feminismo, porque no lo es. Chicas, EL PATERNALISMO NO ES FEMINISMO. No me extiendo más en esto, que aún me quedan un par de cositas por comentar.

El final, sorprendentemente, me ha gustado. Me ha gustado la forma de tratar la relación y concluir el libro, aunque tengo que decir que eso de que vuelvan a encontrarse por casualidad me ha acabado de rematar. Se encuentran por casualidad en la biblioteca, en el súper, en el instituto (o sea, misma clase), de fiesta, en áreas específicas del hospital... ¡Qué agonía! Y no habléis de cosas del destino, que no acabamos. El libro estaría bien si se le diera un buen repaso, porque se nota muchísimo el cambio de un capítulo a otro. Cuando hacemos un trabajo grupal en la universidad, una persona del grupo se encarga de leerlo y poner en sincronía las partes. Aquí se nota muchísimo el cambio de uno a otro, la forma de expresar las cosas. La narración es diferente, los diálogos son diferentes (aunque igual de innecesarios en muchas ocasiones)... No parece que sea la misma persona la que cuenta la historia. Creo que, en el caso de haber sido desde el punto de vista de ambos protagonistas (por poner un ejemplo), se hubiese notado menos. Quiero decir, cada uno tendría su forma de contar la historia. De esta forma queda muy pobre y choca bastante a la hora de leerlo. 

¡Qué más puedo decir! Creo que ya está bien. ¿Podría seguir? Podría, pero no me apetece. Creo que ha quedado bastante claro, si es que lo habéis leído todo. Podría añadir citas incoherentes, ejemplos de diálogos absurdos, aportaciones innecesarias... Pero creo que se ha entendido el mensaje. ¿La puntuación? Puesto que voy a contabilizar esta lectura en GoodReads, añadiré la puntuación allí, pues creo que aquí estaría de más. Iba a poner alguna imagen, por eso de amenizar la lectura de la reseña, pero ya para qué, ¿no creéis? Solo añadiré que creo que no es un problema que se publiquen libros de you(book)tubers, éxitos de Wattpad y demás. Estoy segura de que cualquiera en su lugar aprovecharía para publicar. Si te gusta escribir y tienes la oportunidad, ¿la vas a dejar pasar? No, claro que no. El problema, pues, no es que publiquen a las booktubers sino que lo hagan a ciegas.

A escribir se aprende escribiendo, así que menos odio y más análisis.



6 comentarios:

  1. No sé que puedo aportar ya lo has dicho practicamente todo. No voy a leermelo. Considero que hay muchos libros que podríab gustarme y no tengo tiempo para leer algo que sé con toda probabilidad que no va a gustarme. Soy masoquista pero hasta un cierto límite y desde que conoozco la fama que tiene ahora Planeta ya es que independientemente del autor me cuesta leer un libro suyo

    ResponderEliminar
  2. Hola, excelente análisis del libro. Yo como la masoquista y curiosa que soy intenté leer este libro por todo la polémica que había en goodreads y twitter, pero no pude continuar más allá de unas cuantas páginas.
    El problema en estos últimos tiempos es que todo el mundo se cree escritor y el hecho de que leas mucho no significa que lo seas o que estés preparado aún para hacerlo y me parece algo preocupante que las editoriales en este momento se estén aprovechando del hype de youtube y booktube para vender sin tener en cuenta la calidad de lo que están publicado.
    En fin, muy buena reseña, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "estés preparado aún para *serlo*" (El problema de no releer antes de dar enviar) jaja

      Eliminar
  3. Coincido completamente contigo en todo. La verdad es que tienes razón con eso de que últimamente todas las protagonistas son puras y castas, no veo el problema en que tengan una vida sexual. Y menos estando todas en bachiller o incluso en la universidad, pero bueno.
    Muy buena reseña, nos leemos!

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo contigo. No tenía pensado leerlo (le di una hojeada la primera vez que lo vi, y me encontré alguna joyita de estas que citas), y con cada reseña que leo se me quitan mas las ganas. Como tu dices, a escribir se aprende escribiendo, y con tantos errores... A ver, entiendo que las chicas sea la primera vez que escriben una novela, y a 4 manos es difícil, pero es que esto es exagerado. Más que nada por que la editorial podría currarse un poco la edición, no sé, para eso se llama editorial.
    Cuando escribes, siempre vas a tener faltas de esas, es normal. Pero luego normalmente, el mismo escritor suele leerlo en alto para quitar esos errores. Y después, si pasan por alto al escritor esta el editor.
    Ni que hablar del mensaje. Como tu dices, no esta mal que publiquen libros así, de chico malo chica buena, pero que tienen un publico juvenil que quiere algo así... Ni la relación ni los personajes son modelos a seguir, eso debería dejarse claro en todo momento.

    ResponderEliminar